La anatomía de la caída

por Michael Singer Dejar el asiento del ‘Yo’ no es generalmente un acto voluntario. Las leyes de la atracción harán que suceda. La conciencia siempre se siente atraída por el objeto que más distrae: el dedo golpeado, el ruido fuerte o el corazón lastimado. Es la misma ley, tanto por dentro como por fuera. La conciencia va al lugar que más la distrae. Cuando se … Continúa leyendo La anatomía de la caída