Círculos Awakin

awakin-villasur

AWAKIN: CÍRCULOS DE SILENCIO Y ESCUCHA

Silencio, Comunidad, Abundancia

 

Los círculos Awakin (Awakening with Kin) comenzaron en 1996 cuándo 3 amigos decidieron juntarse para compartir un rato de silencio todos los miércoles en un salón convencional de California. Sin gurús, ni profesores, ni dinero de por medio y abierto a todas las personas sin importar su procedencia o sistema de creencias, los círculos son espacios de escucha, aprendizaje colectivo y comunidad. El funcionamiento habitual es pasar una primera hora en silencio escuchándonos a nosotr@s mism@s, una segunda hora en la que nos escuchamos un@s a otr@s después de leer un texto inspirador de fuentes diversas, y una tercera hora en la que cenamos junt@s en silencio por un rato :).

L@s amig@s de California decidieron dejar la puerta abierta para todo el que quisiera compartir un rato de silencio y reflexión, y desde entonces, la idea de los círculos se ha ido expandiendo de manera orgánica y espontánea por todo el mundo. Personas a las que les inspiró la idea han decidido empezar círculos en sus ciudades y pueblos, y a a día de hoy ya hay más de 100 círculos abiertos por todo el mundo!

En todos los círculos hay un hermoso sentimiento de respeto, gratitud y abundancia. Sus efectos son incontables, amplios y profundos. Un hermoso resumen de la sabiduría colectiva de un círculo reciente aquí.

 

En el Círculo, todos somos iguales.
No hay nadie delante de ti y no hay nadie detrás de ti.
Nadie está por encima de ti. Nadie está por debajo de ti.

 

¿CÓMO FUNCIONA?

Según el lugar y l@s anfitriones, los formatos varían, pero la idea general es juntarse una hora en silencio, otra hora para compartir reflexiones e historias en torno a un texto y otra hora de cena.

En Burgos por ejemplo, empezamos a las 8pm con 45 minutos de silencio. La gente lo suele llamar meditar. Una campanada anuncia el inicio y otra indica el final de los 45 minutos. La gente es bienvenida a unirse al silencio en cualquier momento durante los 45 minutos. ¡El portal está abierto y la casa también 🙂 ! Después, leemos un texto inspirador, un voluntari@ abre con su reflexión y uno por uno se abre el círculo al resto. Compartimos historias de la semana y reflexiones durante unos 45 minutos.  En Burgos hacemos la cena comunitaria una vez al mes, pero en otras ciudades se hace tod@s los días. Después de aproximadamente otros 45 minutos cenando en silencio tocamos la campana para abrir un rato más informal hasta las 23:00.

¡Recientemente se han empezado círculos también en Madrid y en Palencia!

Si queréis abrir un círculo en vuestras casas o venir a los que ya están en marcha contactádnos :). También podéis leer estos consejos que os pueden ayudar si vais a iniciar un círculo en vuestro hogar 🙂 .

En este enlace podéis encontrar algunos textos semilla para la reflexión traducidos por nuestra querida voluntaria María Ayala.

Anuncios