9 científic@s comparten sus prácticas favoritas de felicidad.

Era solo una sonrisa soleada y poco costó en dar, pero como la luz de la mañana, dispersó la noche, e hizo que valiera la pena vivir el día. F. Scott Fitzgerald

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Foto de Ari Nessel.

Por Kira M. Newman, sindicado de Greater Good a través de DailyGood.org, 08 de agosto de 2018.

 

¿Cómo podemos crear un mundo más feliz? Esa pregunta está en la mente de muchas personas hoy, mientras celebramos el sexto Día Internacional de la Felicidad. Este evento surgió de una resolución de las Naciones Unidas, en la que se afirmaba que la felicidad es un objetivo humano fundamental, y en la que se sugería que debemos abordar el Desarrollo de una manera que promueva el bienestar de tod@s.

Los sistemas e instituciones sociales tienen un papel que desempeñar en nuestra felicidad, y eso es evidente en el Informe Mundial de la Felicidad de este año (2018). L@s investigadores/as clasificaron a los países según sus niveles promedio de felicidad y descubrieron, por ejemplo, que el PIB, la esperanza de vida, la libertad y la corrupción marcan la diferencia. En el ranking, Finlandia, Noruega y Dinamarca salieron a la cabeza. Estados Unidos cayó cuatro lugares hasta el número 18.

Ese es el panorama sistémico. Pero la felicidad también es una búsqueda individual, y existen actitudes y hábitos que podemos cultivar en la vida diaria que mejorarán nuestro bienestar personal.

Para inspirarnos, decidimos preguntar a l@s expert@s (las investigadoras que realmente estudian el bienestar) sobre sus prácticas favoritas de felicidad. Muchas de sus nominaciones se alinean con el tema del Día Internacional de la Felicidad de este año, en torno a las relaciones, la amabilidad y el apoyo mutuo. También puedes descubrir prácticas de felicidad basadas en ciencia en nuestro sitio web Greater Good in Action.

 

img-20181001-wa0027

 

Jane Dutton, profesora de administración de empresas y psicología en la Universidad de Michigan: Mi práctica favorita de felicidad-basada-en-ciencia es darme cuenta de las conexiones de alta calidad (siglas en inglés: HQC) que tengo con otras personas durante el transcurso del día. Sé que es una conexión de alta calidad cuando siento vitalidad en la interacción, incluso si es con un extraño. Mi práctica es notar, saborear, elaborar y recordar estos HQC, que son como vitaminas que me fortalecen desde adentro.

Laurie Santos, profesora de psicología y ciencias cognitivas en la Universidad de Yale: la meditación de bondad amorosa. Encuentro este tipo de meditación mucho más fácil que otras meditaciones más basadas en la respiración, y no deja de sorprenderme lo centrada que me hace sentir. También me encanta ver los efectos posteriores que esta práctica tiene en mis interacciones con los demás y mi paciencia creciente con mis propias debilidades.

Judson Brewer, profesora asociada de la Facultad de Medicina de la Universidad de Massachusetts: ¡Amabilidad! Me llevó años darme cuenta de lo dulce que es esta práctica. Durante mi entrenamiento de residencia en psiquiatría, literalmente aprendí sobre la marcha: mientras iba en bicicleta al trabajo, comencé a jugar ofreciendo amabilidad a los conductores que me pitaban desde el coche, y descubrí que cuando llegaba al hospital estaba tranquila y feliz en lugar de enojada con esos conductores. La amabilidad es una práctica que cambia la vida.

Kristin Layous, profesora asistente de psicología en la Universidad Estatal de California, East Bay: practicar la gratitud. Las cartas de agradecimiento pueden ser muy transformadoras, y también creo que el simple acto de tomar nota de lo que es bueno en tu vida es bastante poderoso (como contar bendiciones). No llevo un diario de mis bendiciones, pero a veces, cuando mi mente divaga o parece estar sesgada, trato de re-enfocarme en las cosas realmente buenas de mi vida, y esto me ayuda a no detenerme demasiado en lo que no funciona.

Elizabeth Dunn, profesora de psicología en la Universidad de la Columbia Británica: ejercicio. Aunque estoy muy ocupada, reservo una hora todos los días para correr, nadar, andar en bicicleta o hacer yoga. Además de leer la investigación relevante sobre el tema, he monitoreado mi propio estado de ánimo y he descubierto que esta práctica hace una gran diferencia para mi felicidad.

Hedy Kober, profesor asociado de psiquiatría y psicología en la Universidad de Yale: meditación, gratitud, ejercicio físico. Juntos, me mantienen flexible y fuerte. Mantienen mi mente despejada, mi corazón abierto y mi cuerpo capaz.

Michael Norton, profesor de administración de empresas en la Harvard Business School: la investigación de Chris Hsee sobre las sobre-ganancias demuestra que a veces nos obsesionamos tanto con la acumulación que nos olvidamos de disfrutar. A menudo pienso en eso, mientras pienso en lo que vale la pena acumular en la vida, y en lo que no.

Gregory Fricchione, jefe asociado de psiquiatría del Hospital General de Massachusetts: para mi se trata de sentirme agradecido por estar conectado con mi familia y mi comunidad. Es en lo que elijo meditar. Ese sentimiento que nos inunda en los intensos momentos de unión con los que somos bendecidos, define mejor para mí lo que en religión se llama Espíritu Santo. Josiah Royce escribió que ese Espíritu Santo es lo que nos une a la comunidad amada.

Tim Kasser, profesor de psicología en Knox College: la investigación muestra que las personas que persiguen objetivos intrínsecos para el crecimiento personal, la afiliación y el sentimiento comunitario reportan un mayor bienestar que aquellos centrados en objetivos extrínsecos como dinero, imagen o reconocimiento social. Es por eso que paso mucho tiempo tocando el piano y trabajando en el jardín, charlando con mi esposa e hijos, y siendo voluntario, y por lo que paso el menor tiempo posible comprando o preocupándome por lo que otras personas piensan sobre mi apariencia o lugar en la sociedad.

 

 


 

Este artículo se publica aquí con permiso del Greater Good Science Center (GGSC). Con sede en UC Berkeley, el GGSC estudia la psicología, la sociología y la neurociencia del bienestar, y enseña habilidades que fomentan una sociedad próspera, resistente y compasiva.

Kira M. Newman es la editora gerente de Greater Good. También es la creadora de The Year of Happy, un curso de un año de duración sobre la ciencia de la felicidad, y CaféHappy, un espacio comunitario con sede en Toronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s