La vida llena, no desbordada.

2354-orig.jpg

En mi mitad de la vida, comencé a darme cuenta de que es como si tuviéramos dos seres o dos naturalezas o dos voluntades con dos puntos de vista diferentes. Debido a que los puntos de vista eran muy diferentes, en este período sentí una lucha en mi vida entre los dos seres con los dos puntos de vista. Así que había colinas y valles, muchas colinas y valles.

Luego, en medio de la lucha, surgió una experiencia maravillosa en la cima de una montaña y, por primera vez, supe cómo era la paz interior. Sentí una unidad: unidad con todos mis semejantes, unidad con toda la creación. Nunca me he sentido realmente separada desde entonces. Podía regresar una y otra vez a esta maravillosa cima de la montaña, y podía quedarme allí por períodos cada vez más largos, y simplemente escabullirme ocasionalmente. Después llegó una mañana maravillosa, cuando me desperté y supe que nunca tendría que descender nuevamente al valle.

Sabía que para mí la lucha había terminado, que finalmente había logrado dar mi vida o encontrar la paz interior. De nuevo, este es un punto sin retorno. Nunca puedes volver a la lucha. La lucha ha terminado ahora porque vas a hacer lo correcto sin necesidad de ser empujad@ a ello.

Sin embargo, el progreso no ha terminado. Se ha producido un gran progreso en esta tercera fase de mi vida, pero es como si la figura central del rompecabezas de tu vida estuviera completa, clara e inmutable, y alrededor de los bordes siguen encajando otras piezas. Siempre hay un borde que está creciendo, pero el progreso es armonioso. Existe la sensación de estar siempre rodead@ de todas las cosas buenas, como el amor, la paz y la alegría. Parece un entorno protector, y hay una inquebrantabilidad en el interior que te lleva a través de cualquier situación que debas enfrentar.

El mundo puede mirarte y creer que te enfrentas a grandes problemas, pero siempre existen los recursos internos para superar fácilmente estos problemas. Nada parece difícil. Hay calma, serenidad y tranquilidad, no más lucha ni esfuerzo por nada. La vida está llena y la vida es buena, pero la vida ya nunca está desbordada.

Eso es algo muy importante que he aprendido: si tu vida está en armonía con tu parte en el Patrón de la Vida, y si eres obediente a las leyes que gobiernan este universo, entonces tu vida es plena y buena, pero no está saturada. Si está saturada, estás haciendo más de lo que tienes que hacer, más de lo que es tu trabajo en el programa total de las cosas.


Preguntas semilla para la reflexión: ¿Cómo entiendes la distinción entre lucha y progreso armonioso? ¿Puedes compartir una historia personal de un momento en que cambiaste de una vida desbordada a una vida plena y buena? ¿Qué te ayuda a mantener tu vida llena sin saturarla?

 


Peace Pilgrim, también conocida como Mildred Norman, comenzó a caminar en una peregrinación de paz en 1953 y dejó de contar distancia después de 25,000 millas; siguió caminando, cruzando los Estados Unidos seis veces, caminando durante toda su vida. No llevaba dinero, ni lo aceptaba. No comía hasta que la ofrecían comida o la encontraba en la naturaleza. Dormía donde podía, como en una estación de autobuses o en un campo de maíz, si nadie le ofrecía un lugar donde dormir.

 


 

Traducido por nuestra querida voluntaria María Ayala. Este texto se leerá durante la semana en más de 100 círculos awakin por todo el mundo :). Más textos para reflexión aquí. LOVE!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s